El Festival Kaapse Klopse se celebra todos los años el 2 de enero en las calles de Ciudad del Cabo como un torbellino de color, canciones y bailes en el que miles de personas de la colorida comunidad de la llamada Ciudad Madre, marchan por las calles tocando instrumentos musicales, bailando y cantando en el Tweede Nuwe Jaar (Segundo Año Nuevo).

Esta manifestación artística forma parte de la cultura de Ciudad del Cabo y está impregnada de historia y tradición, que se remonta a la época colonial de Sudáfrica.

El festival es una de las tradiciones más antiguas de Ciudad del Cabo, que cada año atrae a miles de espectadores que se reúnen a lo largo de la calles del barrio de Bo-Kaap para ver el animado desfile de Kaapse Klopse, que transcurre desde el distrito seis hasta el centro de la ciudad. De carácter gratuito, el festival proporciona una gran oportunidad para que los bailarines, músicos y malabaristas muestren su talento mientras bailan al son del ghoema (tambor).

Sketches humorísticos, interpretación de ritmos étnicos y el uso de instrumentos musicales como el violín y el banjo son elementos esenciales durante los desfiles. Otro elemento que aporta un gran colorido son las vestimentas de brillantes y vivos colores. 

El origen del Festival
El Festival Kaapse Klopse se remonta a 1890, pero sus raíces vienen de mucho antes, en concreto de la época colonial en Ciudad del Cabo. Los colonizadores holandeses admitieron por primera vez a los esclavos en sus celebraciones de Año Nuevo a mediados del siglo XIX, dándoles un día libre: el 2 de enero, para que lo pudieran celebrar a su manera. Cuando la esclavitud fue abolida en Sudáfrica en 1834, el Tweede Nuwe Jaar se convirtió en una celebración de la libertad caracterizada por pasacalles animados por música y cánticos.

Después de la emancipación, los esclavos liberados y sus descendientes formaron bandas de baile que tocaban principalmente música europea, que habían aprendido de sus patrones, pero más tarde desarrollaron repertorios criollos, mezclando elementos musicales orientales y europeos.

Hoy en día el Carnaval es un recordatorio del pasado de Ciudad del Cabo y de la importancia de la música y la danza como celebración de la libertad. Los grupos de malabaristas, músicos y artistas dan un sentido de orgullo y comunidad a los miembros del grupo, muchos de los cuales provienen de entornos desfavorecidos, y donde uno de los principales objetivos es fomentar la cohesión social a través de la participación e integración en las comparsas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here