No hay nada mejor que viajar a un país durante periodos de fiestas o celebraciones para sumergirse en la cultura local. Costa Rica es un país que acoge al visitante con los brazos abiertos y que facilita el acercamiento a sus gentes, a sus costumbres o tradiciones y, sin duda alguna, le invita a participar en sus festividades.

Costa Rica brinda al visitante la oportunidad de participar en las Fiestas de Palmares, una pequeña ciudad situada en el extremo suroeste de la provincia de Alajuela, en el Valle Central de Costa Rica, conocida como “un pueblo para hacer amigos”. Estas fiestas se llevan a cabo durante dos semanas en el mes de enero donde los asistentes podrán disfrutar de conciertos, gastronomía típica, carnaval, eventos deportivos, fuegos artificiales, corridas de toros “a la tica”, gastronomía local y el famosísimo “tope”, que son los conocidos desfiles de caballos.

A pesar de su corta existencia, las fiestas de Palmares se han convertido en todo un clásico en Costa Rica, donde más de un millón de asistentes “ticos” e internacionales disfrutan de unos días de Pura Vida y alegría. El evento tiene lugar en el centro de la ciudad y será un festival abierto al público, donde algunas actividades pueden requerir la compra de entradas, y se podrán disfrutar durante todo el día.

Cada año, el punto de partida de las fiestas comienza con un partido de fútbol (torneo de ligas menores) y un desfile de faroles, que iluminan el recinto principal del festival.

Las Fiestas de Palmares son conocidas por las actuaciones de los músicos más populares y conocidos de la región e invitados internacionales. El festival suele tener entre tres y cinco bandas que ofrecen conciertos al aire libre durante todo el calendario de eventos, sobre todo, los fines de semana, especialmente los domingos, cuando se dan cita estrellas musicales.

Este año destacan, como novedad, como la competición de ciclismo de montaña “Clásica Palmarín”, la muestra del caballo trotador, una media maratón de atletismo, además de una amplia oferta gastronómica y exposiciones de arte.

Uno de los aspectos más destacados del festival son los toros al estilo costarricense. No se trata de la tradicional corrida de toros, sino de un evento público no sólo porque el público pueda asistir sino porque es el mismo publico quien puede participar en ellas. Denominadas "Toros a la Tica", el animal no es sacrificado y es parecido a la capea española, donde el público participa en esta tradición local y a los valientes se les llama “toreros improvisados”.

Sin embargo, la joya de la corona de las Fiestas de Palmares es el “tope” o desfile de caballos. Este evento forma parte de las celebraciones de apertura que tienen lugar el segundo día de las fiestas. Durante este tradicional desfile, miles de lugareños montan sus mejores caballos y muchos visitantes de otras regiones del país acuden para observar el paso de los corceles.

¿Qué fiesta no estaría completa sin un carnaval, fuegos artificiales y, por supuesto, la auténtica gastronomía?

Todo esto forma parte del programa de las Fiestas de Palmares.
 

Más información

https://www.esencialcostarica.com/