Paco Núñez, en videoconferencia.
Paco Núñez, en videoconferencia.

El Partido Popular de Castilla-La Mancha presentará en las Cortes Regionales una Proposición no de Ley (PNL) pactada con el sector turístico rural de la región para modificar el decreto del Gobierno regional por el que se obliga a los establecimientos destinados a ser casas rurales a que cuenten con aire acondicionado o climatización en dependencias comunes, habitaciones y baños.

De esta forma lo ha dado a conocer el presidente regional de la formación, Paco Núñez, que durante un encuentro telemático con diferentes representantes del sector turístico rural de varios puntos de la región ha mostrado su compromiso de presentar esta Proposición no de Ley para la modificación del Decreto 88/2018 de 29 de noviembre que regula la ordenación de los alojamientos de turismo rural en Castilla-La Mancha.

Videoconferencia con el sector

En dicho encuentro, el presidente del PP en la región ha estado acompañado por el presidente del PP de Albacete, Manuel Serrano; la portavoz parlamentaria del PP en las Cortes, Lola Merino; y el viceportavoz parlamentario, Juan Antonio Moreno Moya, que han departido con representantes y empresarios del turismo rural de varias provincias de la región.

Así, Núñez ha recordado que este decreto, en su artículo cuarto, establece los servicios comunes mínimos que deben tener todos los alojamientos de turismo para poder ser considerados como casa rural, y en concreto ha hecho referencia al apartado ‘c’, que dice que estos alojamientos tendrán que tener aire acondicionado o climatización en dependencias comunes, habitaciones y baños.

Ejemplo de casa rural, en la provincia de Valladolid. (Foto: La Crónic@)

“Una medida desproporcionada”

Según ha expresado el presidente de los ‘populares’ castellanomanchegos, los representantes del sector consideran esta medida desproporcionada y ha supuesto numerosas quejas y alegaciones del sector que, hasta este momento, han sido “desatendidas” por el gobierno autonómico. Además ha trasladado la disconformidad del sector con esta medida ya que trae consigo un desembolso económico injusto, más si cabe con la situación que atraviesa el sector.

Núñez ha pedido para ellos que el Gobierno regional “exija menos y atienda y ayude más” a estos empresarios y autónomos que ven su facturación reducida “a la mínima expresión” en unos momentos complicados para el turismo ya que la movilidad por el país se ha limitado y la supervivencia de estos negocios se ve afectada. Por último, ha recordado que el PP regional va a continuar “siendo el altavoz de la sociedad civil castellanomanchega” y trasladando todas las quejas que son desatendidas por el Ejecutivo regional.

Más información: