Angela Mergel y Pedro Sánchez, en una imagen de archivo.
Angela Mergel y Pedro Sánchez, en una imagen de archivo, de mayo de 2019.

España participará el próximo lunes junto a otros nueve estados miembros de la UE en una reunión organizada por Alemania. El propósito de esta convocatoria del Ejecutivo de Merkel es iniciar el proceso de coordinación para relanzar el turismo, que tiene que pasar por la apertura gradual de las fronteras interiores. España va en dirección contraria por ahora, con restricciones para los viajeros que incluyen dos semanas de cuarentena.

El encuentro a nivel de ministros de Exteriores pretende “coordinar al máximo la apertura ordenada de la movilidad” y juntará a los titulares del ramo de Bulgaria, Malta, Italia, Grecia, Chipre, Eslovenia, Portugal y Croacia. Como ha puntualizado la ministra González Laya, no se espera que se hable ya de fechas concretas para abrir fronteras, sino de acompasar las medidas relativas a la circulación en el espacio Schengen.

De este grupo de países Eslovenia ya ha anunciado que reabrirá sus fronteras a partir del 31 de mayo, mientras que el impulsor, Alemania, ha cerrado acuerdos con países vecinos como Austria y Suiza para permitir el flujo de turistas en junio.

“El objeto no es establecer un calendario, que ahora mismo ningún país está en disposición de fijarlo con certeza, sino alinear las medidas para facilitar el movimiento de turismo y las operaciones de las empresas turísticas”, ha asegurado la titular de Exteriores, quien defiende que la cita es el inicio de un diálogo para actuar de manera sincronizada una vez se retiren las medidas de emergencia adoptadas por el coronavirus.

González Laya defiende la cuarentena española

Según ha defendido la ministra, este proceso va en línea con lo propuesto por la Comisión Europea esta semana, que instó a que los estados miembros a que se coordinaran y que evitasen medidas unilaterales y discriminatorias. De esta manera ha negado que la cuarentena de 14 días a los extranjeros que viajen a España sea una excepción ya que,ha insistido en que había muchos países que ya tenían esta medida en marcha.

“Lo que buscamos con la cuarentena es mantener a raya el Covid para iniciar, entonces, gradualmente la movilidad que representa el turismo en España”, ha defendido, indicando que precisamente Francia, que anunció una medida recíproca para los viajeros españoles, era de los pocos países que establecía la cuarentena.

Con todo, subraya que la restricción a los viajeros extranjeros es una medida “temporal” que evitará los casos importados, añadiendo que ya estaba en marcha en muchos países europeos y que en España se adoptaba de facto con el confinamiento más estricto de las últimas semanas.

Sobre las fronteras exteriores de la UE, que se mantendrán cerradas hasta al menos el 15 de junio tras la prórroga propuesta por Bruselas, la ministra española ve “más fácil” que se reestablezca la movilidad interior dentro de la UE, entendiendo que este asunto se abordará “en un segundo momento”.

Más información: