La lavanda de la Alcarria es un buen negocio, no sólo una foto bonita.
La lavanda de la Alcarria es un buen negocio, no sólo una foto bonita.

La floración de los campos de lavanda y su entorno entre violeta y púrpura volverá a partir de finales de junio a las tierras alcarreñas y el alcalde de Brihuega, Luis Viejo, está convencido de que, si bien la epidemia del COVID-19 puede influir en la disminución de turismo extranjero este año, podrá suplirse con el incremento del nacional y especialmente de un turismo más cercano que volverá a “redescubrir” sus pueblos.

El Ayuntamiento de Brihuega está aún a la espera de cómo se puede reconducir la programación de este año para disfrutar en pleno de los campos de lavanda pero ha señalado que aún es pronto para saber si podrán realizar todas o parte de las actividades complementarias que se suelen organizar durante los meses de julio y parte del mes de agosto, ha señalado a Europa Press para LA CRÓNICA.

En todo caso, Viejo ha insistido en que no hay nada suspendido de momento sino en compás de espera a como se vayan desarrollando las fases establecidas para reanudar el nuevo espacio de normalidad.

Luis Viejo, junto al actual alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo.

“Los campos de lavanda van a estar ahí y su entorno natural alcarreño y su patrimonio también y volverá un turismo más cercano”, un turista que querrá volver a recordar y a visitar su pueblo y los pueblos que forman parte de sus recuerdos, ha señalado el alcalde de un pueblo que es conjunto histórico y en el verano potencia enormemente el turismo de naturaleza al haberse convertido en un símil de La Provenza francesa con sus bellos y olorosos campos de la lavanda y lavandín.

Está convencido de que muchos ciudadanos elegirán este verano para su ocio y su relax la segunda residencia de sus pueblos, que volverán a recuperar a sus gentes, ha subrayado.

Buena previsión climatológica

La climatología de este año va a favorecer la explosión de estos campos de lavanda “como ningún año”, campos que ya están pletóricos en primavera gracias a las lluvias caídas, añade el regidor briocense.

Y aunque el turismo chino a los campos de lavanda es asiduo cada año y es previsible que este 2020 haya menos turistas de origen asiático, Viejo está convencido de que volverán cuando puedan hacerlo, además, “también es cierto que cada vez vienen más turistas de ámbito nacional”, ha incidido.

De hecho, según los datos aportados, en los últimos años han percibido un notable incremento a los campos de lavanda por parte de vascos, catalanes, valencianos y turistas de las islas. “Creo que tenemos el turismo de ámbito nacional asegurado”, ha apuntado.

Fábrica de Paños.

Mejoras en Brihuega

El Consistorio no está parado durante el COVID-19 sino que ha aprovechado este “parón” para, en los casos que se ha permitido, “realizar mejoras y labores de mantenimiento” en sus monumentos preparándolos para cuando vuelva toda la actividad y las visitas “mostrar una Brihuega rejuvenecida”, ha indicado.

Lo que si es cierto es que la pandemia ha provocado que hasta el momento se suspendiera la corrida de primavera de Brihuega, muy famosa a nivel nacional, el Día del Turista y el encuentro de pedanías; “ahora solo queda esperar las pautas que indique el Gobierno de España”, ha apostillado Viejo.

Los campos de lavanda son ya un atractivo turístico consolidado en Castilla-La Mancha, con promociones que se han extendido a otros muchos países de distintos continentes, un trabajo que a largo plazo que colocará cada vez en un punto de mira más alto a Brihuega como destino turístico, ha concluido.