La consejera de Empleo y Economía, Carmen Casero, ha asegurado que Cuenca es una provincia "para los sentidos y para las sensibilidades", agradeciendo a los 28 touroperadores nacionales e internacionales su presencia en un workshop en el que han participado junto a casi sesenta empresarios turísticos de la provincia conquense, así como por "venir", ha dicho, "a dar a conocer a Cuenca", ya que son "piezas fundamentales para seguir avanzando hacia la recuperación económica y a la hora de crear empleo".

En el marco de su intervención en el acto institucional de presentación de Cuenca como destino turístico, Casero ha destacado la "oferta magnífica y muy competitiva, que cada vez se dirige a un turista más exigente", y así, ha confirmado, lo avalan los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, según los cuales el número de pernoctaciones ha crecido un 33%, convirtiéndose en la provincia castellano-manchega que más ha crecido en términos interanuales y el número de visitantes se ha visto incrementado en un 21,5%.

Y es que, ha añadido, "Cuenca es mucho Cuenca", confesando que, cuando visita Cuenca, se siente "conquense, una más" y que es tratada "de una manera abierta y amigable, como si estuviera en casa". En este sentido, Casero ha alabado el carácter de los conquense, dispuestos "a enseñar lo mejor de ellos mismos, que es todo, patrimonio, naturaleza, cultura", con una provincia "que se entrega a Castilla-La Mancha, pero que es patrimonio de todos los españoles, al igual que su bellísima capital es patrimonio de la Humanidad".

Tras admitir que los últimos datos son "mérito de las personas, de los empresarios" así como de la responsabilidad de administraciones "como la Junta, de otras instituciones y de alcaldes que se preocupan por tener bellos sus pueblos pese a la situación que estamos atravesando", Casero ha subrayado que ese "empuje, ese corazón, esa sensibilidad, ese sentimiento que tiene la provincia de Cuenca", que, ha aseverado, "vibra también por cada uno de sus rincones, es digno de valorar", instando a los profesionales a promocionar a una provincia que, ha resuelto, "tiene absolutamente de todo".

En la misma línea, el presidente de la Diputación de Cuenca, Benjamín Prieto, ha hecho referencia al rico legado de "generaciones anteriores que nos corresponde cuidar, conservar, potenciar y promocionar", asegurando que es un "yacimiento de empleo y de oportunidad" y reseñando que corresponde a todos poner en valor ese patrimonio.

Prieto ha afirmado, asimismo, que el territorio "hay que vertebrarlo con los recursos naturales, culturales e históricos", haciendo hincapié en los logros alcanzados en esta legislatura a través del Plamit y en la importancia de recursos como el Parque Arqueológico de Segóbriga fue, ha puntualizado, símbolo "del esplendor de los primeros siglos de nuestra era" y punto de referencia para el sector turístico actual.

Finalmente, el alcalde de Cuenca, Juan Ávila, ha declarado que sería "muy poco inteligente no mimar y no cuidar" al sector turístico conquense, ya que, ha continuado, "tenemos un tesoro y en nuestras manos está que se convierta en una posibilidad de actividad económica y empleo" para mucha gente, ha concluido, "que está y, si hacemos las cosas bien, para mucha gente que estará aquí" en el futuro.