Este es el futuro parking de caravanas de Alcocer, actualmente un campo de fútbol en desuso.
Este es el futuro parking de caravanas de Alcocer, actualmente un campo de fútbol en desuso.

El Ayuntamiento del municipio alcarreño de Alcocer va a ser pionero en la provincia de Guadalajara al reconvertir un antiguo campo de fútbol, hoy en desuso, en un aparcamiento gratuito para caravanas. El período máximo de estacionamiento será de 48 horas. El equipo municipal de gobierno espera sacar “bastante provecho turísticamente” de esta infraestructura, teniendo en cuenta la cercanía de los embalses de Entrepeñas y Buendía.

Borja Castro es alcalde Alcocer y, además, vicepresidente también de los Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía. Explica que se trata de recuperar un espacio “que ahora estaba abandonado y que era una antigua pista de fútbol”, con el que quieren sumarse a la llegada de este tipo de turismo de caravanas, pues considera que se está incrementado especialmente “ahora que la gente busca salir pero se aleja de las aglomeraciones”.

Destaca Castro que se trata de un turismo en auge “especialmente ahora con el COVID-19” porque evita, si uno quiere, tener contacto con otras personas. Además, es económico y está también más ligado al medio rural, “que es lo que busca fundamentalmente ahora la población”.

Se acondicionará dentro de unos meses

Aunque las obras todavía no están en marcha, según el alcalde, ya tienen alguna caravana que lo ha utilizado sin coste alguno y la intención es que pueda estar listo en unos meses porque “es un sitio perfecto para este turismo; será un elemento diferencial que atraerá más turistas al pueblo y a la zona”.

Castro también ha querido resaltar el hecho de que en la provincia todavía no hay ninguna iniciativa similar, por lo que cree que va a ser bien acogida teniendo en cuenta la ubicación de Alcocer, en el límite entre Guadalajara y Cuenca, en la N-320 y en un lugar con bonitas vistas que a su juicio “es el marco ideal para esta ubicación”.

El aparcamiento tendrá una zona de sombra, en un sitio tranquilo, cercano a los embalses y a unos metros de la N-320 con un acceso bueno para las caravanas. Contará, asimismo, con luz exterior, pero no punto de recarga “aunque sí con un servicio de desagüe”, ha precisado.

“Esta idea nos va a permitir abrirnos mucho más al turismo de fines de semana y eso atraerá también más vida y más desarrollo económico en el entorno”, ha concluido.