François Tonglet, maestro cervecero. Valonia tiene en esta bebida uno de sus mayores tesoros.
François Tonglet, maestro cervecero. Valonia tiene en esta bebida uno de sus mayores tesoros.

El concepto de terroir es tan del gusto del viajero español que tendríamos que adoptarlo ya, aunque sea un galicismo. Intentar traducirlo como “terruño” se nos queda corto y muy alejado del español de hoy en día. Tampoco es exactamente un alusión limitada a los “productos del país”, del mismo modo que pocos en Castilla usan actualmente esa palabra como la utilizaba Cela cuando se refería a la Alcarria. Al nobel, en eso, le podía su origen gallego…

¿Qué tiene que ver el terroir con nuestras vacaciones? Mucho, si queremos disfrutarlas en esta larga resaca de la pandemia que nos ha tocado vivir. El terroir hace alusión amplia a los productos agrícolas propios de una comarca… y, para nosotros, a las muy variadas formas de disfrutarlos.

Desde la oficina de turismo de Valonia, que es la parte francófona de Bélgica, han tenido este 2021 la feliz idea de combinar terroir y cultura.

La idea encaja perfectamente con el sentir de la gran mayoría de viajeros en este todavía extraño verano de “postpandemia”.

Hasta con los ojos cerrados se puede disfrutar de Valonia. Grand Place de Mons. (Foto: 2019 WBT – Bruno D’Alimonte)
Hasta con los ojos cerrados se puede disfrutar de Valonia. Grand Place de Mons. (Foto: 2019 WBT – Bruno D’Alimonte)

Viajar en la mejor compañía, exclusivamente

El planteamiento valón es escaparnos a lugares poco masificados, a través de 23 pequeñas ciudades con encanto. Todas ellas aseguran calles y callejuelas para perderse o para encontrarse… con las más deliciosas experiencias “gourmandes”. O sea, ponernos a salvo del aburrimiento, con buen apetito y sin sed. Tanto es así que nos plantean elegir entre 89 brasseries. Por si fuera poco, también han recopilado todo lo que tenemos que saber para conocer 46 viñedos y destilerías de Valonia, lo cual incluye cerveza, pero también vinos y licores. Todo ello, esperemos, con medida.

Chateau de Bioul, con sus viñedos. (Foto: Fabrice Debatty)
Chateau de Bioul, con sus viñedos. (Foto: Fabrice Debatty)

Desde la oficina valona de turismo aseguran a LA CRÓNICA que la mayoría de los productores de la región han retomado su programa de visitas para el público, con el obligado respeto a las normas sanitarias.

Las visitas se realizan en grupo, entre amigos o en pareja, también de forma individual… pero siempre con reserva previa. De ahí la importancia de la información facilitada en los enlaces anteriores, que sirven también para ir marcando destinos de nuestro próximo viaje.

Más información: