El centro de Lisboa permanece inalterado para el viajero que sabe aprovechar los buenos momentos que ofrece la ciudad.
El centro de Lisboa permanece inalterado para el viajero que sabe aprovechar los buenos momentos que ofrece la ciudad. (Foto: La Crónic@)

Lisboa es uno de los destinos turísticos más importantes de Europa y uno de los más apreciados por los españoles, ya viajen en familia o en pareja.

Las personas que visiten Lisboa pueden estar seguros de que existen rigurosas medidas que garantizan el bienestar de lugareños y visitantes por igual, al mismo tiempo que permiten vivir una experiencia de viaje memorable.

Aquellos que tengan previsto desplazarse a Lisboa pueden consultar todo el protocolo de distanciamiento social, así como información sobre la apertura y funcionamiento de atracciones, restaurantes y otros lugares aquí

Según Paula Oliveira, directora ejecutiva de la Asociación Turismo de Lisboa, “estamos encantados de poder dar la bienvenida a turistas españoles a Lisboa, un lugar para descubrir el equilibro perfecto entre ciudad y naturaleza, contando con hasta 290 días de sol al año. Ya sea por el ambiente de la vida urbana o por la espectacular costa y el campo, Lisboa tiene mucho que ofrecer a los viajeros a menos de dos horas de cualquier aeropuerto español”.

La Asociación de Turismo de Lisboa (ATL) ha presentado “Lisboa, una nueva forma de estar juntos”, un vídeo en el que se muestran algunas de las medidas actuales adoptadas:

Atractivos que permanecen

Desde la ribera del río Tajo hasta las famosas siete colinas de la capital portuguesa, todas las zonas turísticas están abiertas al visitante para ofrecer lo mejor de sus museos, monumentos y atracciones, incluyendo los barrios históricos de Alfama, Bica, Bairro Alto, Mouraria y Graça.

Asimismo, en Lisboa se puede disfrutar también del elegante resort de Cascais, la bonita ciudad de Sintra -declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO-, la Reserva Mundial de Surf de Ericeira, los palacios de Mafra, los arenales de Costa da Caparica, las bodegas de Azeitão y, entre otros, las playas más bonitas de Arrábida -hogar de más de 100 kilómetros cuadrados de área rural protegida-.

Los restaurantes también están preparados para recibir a los turistas y servirles deliciosas especialidades locales, como sardinas a la parrilla y bacalao cocinado de cientos de formas diferentes, acompañados de galardonados vinos blancos de Fernão Pires y Moscatel.

Torre de Belem, en Lisboa.
Torre de Belem, en Lisboa.

Más información: