Todos tenemos una imagen preconcebida de Madeira: naturaleza, bosques de laurisilva, acantilados… Si te gusta comer y comer bien, la gastronomía local es una fuente casi inagotable de agradables sorpresas y un motivo más que interesante para emprender el viaje.

La gastronomía tradicional de Madeira es sencilla. Encontrarás platos elaborados con pez espada negro, atún, pulpo o mariscos. Además destaca su vino… como bien saben los ingleses desde hace siglos.

Llegado a Madeira, orienta tu paladar hacia el filete de atún con maíz frito, la reconfortante sopa de tomate y cebolla, el filete de pescado de pez espada negro sazonado con ajo y zumo de limón o por supuesto, la tradicional “espetada”, que se compone de carne de res asada presentada como un pincho moruno y servida con el “bolo do caco”, pan frito con ajo en forma redonda. Y no puedes dejar de probar el “bolo de mel”, un dulce pastel tradicional confeccionado con miel de caña, cubierto con frutos secos y enriquecido con algunas especias.

Pero junto con estos clásicos, va surgiendo de forma imparable una creciente oferta de restaurantes de gran nivel, con precios variados. Ahí van nuestras propuestas:

Quinta Do Furao: abierto desde 1993, tiene una zona exterior con una vista espectacular a las montañas y a los acantilados de la costa noreste de la isla. La carta ofrece comida típica elaborada con productos orgánicos y locales. Se pueden degustar los cuatro tipos de vinos diferentes de su bodega.

Restaurante Do Forte en Funchal: situado en la histórica fortaleza de São Tiago del siglo XVIII. Se caracteriza, no solo por su singular localización, sino por su diversidad gastronómica y su calidad en el servicio. Sus menús de platos típicos se maridan con la música en directo de un violinista.

William: calificado con una estrella Michelin y ubicado en el prestigioso y distinguido hotel Belmond Reid´s Palace, ofrece productos de estación cultivados en Madeira, que se transforman en verdaderas obras de arte. No puedes perderte el confit de lechón con tomate andino o los ravioles de champiñón rellenos de calabaza, todo ellos acompañado de un buen vino y de las espectaculares vistas de la bahía, desde el acantilado donde se ubica el restaurante.

Il Gallo Oro: este restaurante se sitúa en el Hotel The Cliff Bay. En 2009 recibió su primera estrella Michelin, y la primera de la Isla de Madeira, y en 2017 consiguió su segunda estrella. Desde 2004, los fogones están bajo la batuta del Chef francés Benoît Sinthon. Gastronomía mediterránea combinada con productos frescos de la isla e ingredientes de otras regiones de la Península Ibérica. Los platos sorprenden por la cuidada presentación, colores, frescura y sus sabores delicados.
 


Más información:

• www.madeiraallyear.com
• http://www.visitmadeira.pt/es-es/