Vista de Namur desde la ciudadela. (Foto: La Crónic@)

Namur es un hermosa ciudad, capital de Valonia y una de las más interesantes de Bélgica. Frente a la ciudad, la ciudadela. Y no es un juego de palabras, sino lo más ajustado a la realidad y a su historia.

Napoleón Bonaparte, de cuya muerte en la isla de Santa elena se cumplen ahora 200 años, se refirió a la ciudadela de Namur como “la termitera de Europa”. Es una de las fortificaciones europeas más importantes y está considerada Patrimonio Excepcional de Valonia. Para llegar hasta ella, los habitantes de la ciudad han ido buscando recursos tecnológicos muy diferentes a lo largo de los últimos dos siglos, como queda bien reflejado en un amplio reportaje publicado ahora que estamos en vísperas de la inauguración del nuevo teleférico.

Para los valones este enclave es un orgullo y mostrárselo al mundo, prácticamente una obligación. Por ello, Namur ha emprendido un proyecto importante: se prevé que este año se inaugure un teleférico urbano que una el centro de la ciudad con la ciudadela en cuestión de minutos. Será el primer teleférico urbano de la región, junto con el de Huy, que también está en construcción. 

Su importancia histórica y patrimonial radica en su posición táctica, en la colina que domina la confluencia de los ríos Mosa y Sambre. Desde sus 190 metros de altura, se puede observar Namur a vista de pájaro y con toda la tranquilidad que dar estar al nivel de los pájaros.

Namur, desde la Ciudadela. (Foto: La Crónic@)

Si la ciudadela se ganó el napoleónico apodo de ‘termitero’ fue por sus siete kilómetros de túneles subterráneos, toda una hazaña militar del siglo XVI, que es cuando se empezaron a construir. Un siglo después, se construyó una nueva defensa (Terra Nova) convertido actualmente en centro de visitas y exposiciones.

Ciudadela de Namur. (Foto: La Crónic@)

Con el paso del tiempo, los namurenses fueron convirtiendo todo este lugar y sus alrededores en un lugar de esparcimiento que hay que disfrutar.

Para conocerlo sin perder detalle, hay tres opciones diferentes de visitas guiadas… que se restablecerán cuando la pandemia desaparezca definitivamente. La más espectacular es la que recorre las catacumbas, con un recorrido por 500 metros de las galerías, con animaciones 3D y efectos de sonido que refuerzan el relato.

El centro Terra Nova es la segunda gran visita de la Ciudadela de Namur. Ubicado en un antiguo cuartel militar, narra 2.000 años de historia urbana y militar europea con la fortaleza valona como protagonista.

La visita más amena hacia la ciudadela es la que se hace en el tren turístico, que recorre la la zona amurallada y permite disfrutar de las vistas de la ciudad y de su ritmo de vida, a la vez que, con un guía, se descubren más pinceladas de historias de la imponente fortaleza.

Tren turístico de la Ciudadela de Namur. (Foto: La Crónic@)

Más información: