Este arranque de diciembre será uno de los momentos en el año de mayor presencia española en Portugal y, por ello, también en Oporto. El Puente de la Constitución y la Inmaculada permitirá acercarse al país vecino justo antes del “rallye” navideño. IDEAS PARA VIAJAR lo ha hecho en los días previos y te podemos confirmar que la ciudad está lista y con todos sus encantes a tu disposición.

¿Qué aún no conoces Oporto? Te recordamos los mandamientos de obligado cumplimiento para todo viajero primerizo, que no son 10 mandamientos, sino 12… aunque todos fáciles de cumplir. Estos son, a nuestro criterio:

  • Disfruta de las vistas, ya sea de Porto a Gaia o de Gaia a Porto. Hay una decena de miradores, a cual más sorprendente.
  • Visita las bodegas de vino de Oporto, en la parte de Vilanova de Gaia.
  • Haz un crucero por el río Duero.
  • No te pierdas el interior del edificio de la Bolsa. Ni te lo imaginas…
  • Asómate a la estación del tren de São Bento.
  • Come una “francesinha”… y también cualquier buen pescado y marisco; al menos, prueba el pulpo.
  • Sube a la Torre dos Clérigos. No hagas pereza…
  • Entra en la Librería Lello. Y si compras un libro además de acordarte de Harry Potter, mejor…
  • Toma un té en el Café Majestic (y no protestes por el precio, que el sitio lo merece)
  • Intenta ver a Casillas y Oliver en un partido de fútbol en el Estádio do Dragão. El miércoles pasado lo hicieron los alemanes del Shalke04, que invadieron la ribeira entera, pero de buen rollo.
  • Y para andar sin tener que caminar, súbete a un tuktuk eléctrico y déjate llevar durate 50 minutos por lo más recoleto de Oporto… y sin contaminar. A 13 euros por pasajero.

 
Hasta aquí, lo esencial y lo más tópico, pero Oporto tiene mucho que ver y que disfrutar. Más aún, hay mucho por descubrir, al gusto de cada cual.

Otro consejo, de propina, para españoles: si vienes en coche y quieres alojarte en lo más agradable de la ribeira, con sus callejuelas más allá del tiempo, puedes probar con los apartamentos de Porto River, dejando antes el coche al otro lado del Puente Luiz I, a escasos 400 metros. En esta época del año, 24 horas con el automóvil a cubierto de las multas y de los amigos de lo ajeno salen por apenas 10 euros.

Y sobre, no cierres los ojos más que para dormir después de tenerlos bien abiertos horas y más horas. Oporto es toda una experiencia, para vivirla y repetirla.

Para más información:

Turismo do porto e Norte de Portugal