Este otoño, y gracias a la colaboración entre la Universidad de Alcalá (UAH), la Universidad Complutense de Madrid, la Diputación Provincial, el Ayuntamiento de Tamajón comenzará, previsiblemente, la musealización de los hallazgos del Cretácico y la adecuación de un Centro de Interpretación de los mismos en el entorno de la Casa de la Cultura de Tamajón.

Según las conversaciones mantenidas al final de las excavaciones, la musealización tendría dos focos, en primer lugar abarcaría el techado para su protección de la intemperie de los restos hallados, que serían visitables, mientras que el Centro de Interpretación, con los elementos descritos, se ubicará en el Centro Cultural del municipio.

A finales de los años 70 y 80 del pasado siglo comenzó a reconocerse el valor científico y didáctico del patrimonio paleontológico de esta zona, donde las areniscas, margas y calizas del Cenomaniense y Turoniense (de hace entre 100 y 90 millones de años) contienen huellas de vertebrados (cocodrilomorfos, un posible dinosaurio terópodo y peces), plantas vasculares (leñosas), una considerable variedad de invertebrados, incluyendo corales, moluscos (bivalvos, gasterópodos y cefalópodos), equinodermos (regulares e irregulares) y crustáceos, y algunos restos de peces (principalmente tiburones) y de reptiles marinos, entre otros muchos fósiles.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Alcalá y la Universidad Complutense de Madrid lleva años trabajando en Tamajón para descubrir y rescatar sus joyas paleontológicas. Entre sus principales hallazgos, destaca el nuevo yacimiento de huellas de vertebrados dado a conocer en 2016. Este yacimiento corresponde al Cenomaniense medio-superior, hace unos 95 millones de años, un intervalo en el que el registro fósil de vertebrados en Europa es escaso y su conocimiento muy limitado, por lo que el estudio del mismo resulta altamente significativo.

El yacimiento muestra numerosas huellas producidas por cocodrilomorfos, una pisada de un dinosaurio terópodo, y varios rastros de aletas de peces. Este descubrimiento representa el primer registro de icnitas (huellas fósiles) de vertebrados en la Formación Arenas de Utrillas, una unidad geológica en la que los restos paleontológicos resultan muy raros, y confirma que algunos cocodrilomorfos vivieron en Guadalajara en canales cercanos a la costa durante el período Cretácico.

El yacimiento ha suscitado el interés de instituciones como la National Geographic Society (que ha publicado el reportaje 'Crocodilos Ibéricos' en las ediciones de su revista, portuguesa de mayo de 2016 y española de junio de 2016).

La construcción en Tamajón del Centro de Interpretación facilitará la transmisión a los estudiantes y al público en general del valor científico y patrimonial de la región, ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

Con el apoyo de fósiles originales y de réplicas, de medios audiovisuales y de talleres, la sala podrá exponer y presentar de un modo preciso, ameno y adaptado a una amplia variedad de público, los principales descubrimientos paleontológicos realizados, así como su contexto sedimentario y paleoambiental.

Simultáneamente, servirá de apoyo tanto a las visitas didácticas como a las lúdicas y turísticas, ayudando a concienciar sobre la necesidad del estudio y la conservación del rico patrimonio paleontológico de Tamajón, y la utilidad de éste como un valioso recurso para el fomento del desarrollo local por medio del turismo cultural.

Tanto el Ayuntamiento de Tamajón como la Diputación Provincial de Guadalajara han dado ya luz verde a esta iniciativa, "primero para poner en valor y preservar la riqueza paleontológica, geológica e histórica de Tamajón y segundo para, haciéndolo, propiciar nuevos estudios, y tercero, y no menos importante, para convertirla en un activo económico para nuestra localidad", ha manifestado el alcalde de Tamajón, Eugenio Esteban.