En el medio del Atlántico, la isla de Madeira es un refugio de belleza natural. Entre el azul del mar y el verde esmeralda de la vegetación destaca el exótico colorido de las flores, en un archipiélago en el que dos tercios de su superficie son área protegida y en el que se encuentra el mayor bosque de laurisilva del mundo. Las festividades que se celebran a lo largo del año son una oportunidad para disfrutar de los sabores tradicionales de la gastronomía y para conocer Madeira en fiestas. Entre ellas destacan los fuegos artificiales de fin de año, considerados los más bellos del mundo.

Las fiestas de fin de año en Madeira se concentran en Funchal, la capital del archipiélago. A lo largo de su bahía están la mayoría de los 35 puestos desde los que se lanzan los fuegos artificiales en la isla, condecorados con el Record Guiness por ser "los fuegos artificiales más grandes del mundo". Un espectáculo de sonido, luz y color que ilumina el cielo madeirense en una de las imágenes más conocidas de la isla junto con sus casas tradicionales de Santana. Y no sólo ilumina la ciudad sus fuegos, sino que la iluminación pública es una de las características durante todas las navidades. Portugal Tours propone del 1 al 24 de Diciembre salidas diarias y estancias de una semana desde Barcelona desde 529 euros y desde Valencia, Sevilla, Bilbao, Oviedo, Alicante, Málaga y Las Palmas a partir de 639 euros.