La Navidad se vive intensamente en todas las ciudades de Polonia. El Mercado de Navidad en la Plaza Mayor de Cracovia arranca este año el 26 de noviembre y abrirá sus puertas durante exactamente un mes. El entorno mágico de la plaza más grande de Europa adquiere el toque navideño no solamente gracias a numerosos puestos con adornos típicos, entre los cuales recomendamos las bolas de árbol de Navidad hechas y decoradas a mano, sino también con sabrosos olores de comida típica y bebidas, vino y cerveza caliente con concentrado de zumo incluidos.

Pero lo que más caracteriza la Navidad en Cracovia es el tradicional concurso de belenes que desde hace muchos años se inspiran en la arquitectura de la ciudad: son delicadas, muy coloridas, verdaderas obras de arte, grandes y pequeñas, que cada primer jueves de diciembre compiten en varias categorías por hacerse con el título del más bello.

El concurso se celebra también en la Plaza Mayor, bajo el monumento al poeta polaco Adam Mickiewicz, a mediodía. La música acompaña en estas fechas al visitante, en forma de villancicos cuyo repertorio polaco es muy amplio, conviene buscar algún concierto en alguna de las iglesias de la ciudad aprovechando la visita para ver los belenes que han preparado los feligreses.