En el muelle los barcos brillan envueltos en la luz azul de la noche, el aire trae aromas de pescado ahumado y pan rústico recién horneado: del 27 de noviembre al 23 de diciembre se despliega toda la "Schlachte-Zauber", la magia del Schlachte, a orillas del río. El tradicional paseo Schlachte de Bremen se presenta entonces envuelto en un ambiente histórico y marítimo. Nada más adentrarse tras las imponentes empalizadas de madera, el visitante se sumerge en una fiesta de músicos y juglares propia de tiempos remotos. Bienvenido a la aldea de filibusteros, cuando esta ciudad hanseática a orillas del Weser era un gran enclave portuario y epicentro del tráfico de mercancías. Artesanía y especias, hidromiel y ponche, barro cocido y carne asada: a lo largo del Schlachte el visitante encontrará una pizca de aventura y tres pizcas de placer. Este atractivo evento de Bremen se celebra en diciembre, al mismo tiempo que el tradicional mercadillo navideño en torno al ayuntamiento, uno de los edificios góticos más importantes de Europa, declarado patrimonio de la humanidad por la UNESCO. La calle 'Böttcherstraße' une ambos mercados en un trayecto libre de barreras que se puede recorrer a pie. Esta calle, de tan sólo unos 100 metros de largo, ha sido declarada monumento protegido y fue construida, junto con sus extravagantes edificaciones, en los años 20 siguiendo el estilo arquitectónico del expresionismo.