El Gobierno de Castilla-La Mancha ha presentado ha escasas fechas en la sede de Pangea en Madrid una campaña que ofrece una nueva mirada de Castilla-La Mancha, un viaje que ensalza el patrimonio cultural, humano y natural, destacando la autenticidad, la calidad y la sostenibilidad de la oferta turística de la región, consistente en cinco escapadas a cinco lugares destacados de la Comunidad Autónoma.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha sido la encargada de dar a conocer la campaña que tiene como protagonistas a los Pueblos Negros, junto a los campos de lavanda que son de carácter estacional en Guadalajara; la artesanía universal que atesora la provincia de Toledo; los cielos y senderos y Las Majadas en Cuenca; la tierra de vinos que es Albacete; y el exponente de turismo industrial del que hace gala Almadén, en Ciudad Real.

Además, se va a llevar a cabo una intensa campaña de comunicación en redes sociales y de comercialización y que va de la mano de  ‘A dos horas de’, expertos en turismo sostenible y procedentes de Talavera de la Reina. Es la primera vez que desde el Ejecutivo regional se lleva a cabo una campaña de estas características, que suma activos a la apuesta del Gobierno de Emiliano García-Page por impulsar al máximo el sector turístico en la región.