José Luis Vega, presidente de la Diputación de Guadalajara, ha firmado un convenio con el presidente de la Federación de Deportes de Montaña de Castilla-La Mancha, Carlos Alfonso Ortega, para apoyar el programa “Senderos de Guadalajara”, que tiene como objetivo actualizar, señalizar y poner en valor rutas senderistas de gran recorrido para que nuestra provincia sea un referente nacional en este tipo de instalaciones deportivas al aire libre.

El convenio suscrito supone una aportación, por parte de la Diputación de Guadalajara, de 6.000 euros para la señalización y elaboración del informe técnico de una ruta senderista de 125 kilómetros entre Orea y Valtablado del Río, dentro de los límites del Geoparque de la Comarca de Molina de Aragón-Alto Tajo.

Tal como se señala en el texto del convenio, el programa “Senderos de Guadalajara” es importante para el desarrollo del turismo de naturaleza y está concebido para conseguir que “Guadalajara ocupe el puesto que le corresponde en el universo senderista español e internacional, apoyando el desarrollo rural y el turismo sostenible”.

El desarrollo senderista en la provincia de Guadalajara tiene una peculiaridad propia respecto a otras zonas del territorio nacional: la apuesta por senderos de gran recorrido (GR), en lugar de los senderos de pequeño recorrido (PR), más habituales en otros ámbitos geográficos.

En la actualidad, la red provincial está compuesta por cinco senderos GR, de los cuales dos -Camino natural del Tajo y Camino del Cid- cuentan con mantenimiento, desarrollo y promoción a través de programas ministeriales. El programa “Senderos de Guadalajara” tiene como objetivo realizar las mismas labores en el resto de rutas senderistas GR y la actuación en el tramo del GR 10 que discurre entre Orea y Valtablado es la primera actuación prevista. El coste total estimado de la ejecución de las actuaciones del programa asciende a 10.557 euros.