El Consorcio del Camino del Cid ha comenzado ya la campaña de revisión, mantenimiento y conservación senderista de esta ruta que atraviesa de las provincias de Burgos, Soria, Guadalajara, Zaragoza, Teruel, Castellón, Valencia y Alicante.

Los trabajos han comenzado en la provincia de Soria y continuarán en la de Guadalajara, donde se retomarán en los próximos días hasta revisar los 1.500 kilómetros de recorrido, donde se han instalado más de 20.000 señales desde que se iniciara la primera campaña.

El Camino del Cid es un itinerario turístico cultural que atraviesa España de noroeste a sudeste y sigue las huellas literarias e históricas de Rodrigo Díaz de Vivar, sobre la base del Cantar de mío Cid, el gran poema épico medieval. También recorre algunos lugares que no aparecen en el Cantar pero que están vinculados a la figura histórica del Cid. 

En conjunto, se trata de una ruta esencialmente rural, dividida en rutas tematizadas de entre 50 y 300 kilómetros aproximadamente, unidas entre sí, para que cada cual pueda acomodar el viaje a sus días de vacaciones.

Atraviesa más de 70 espacios naturales protegidos y pequeñas poblaciones: aunque en la ruta hay algunas ciudades grandes como Burgos, Elche o Valencia, más de la mitad de las 387 poblaciones incluidas en el Camino del Cid tienen menos de 200 habitantes.

Dependiendo del tiempo que se le quiere dedicar, se proponen diferentes alternativas para el senderista: 

  • 2 días: Anillo de Gallocanta (Zaragoza – Teruel). Dificultad: baja-media.
  • 3 días: Ramal de Álvar Fáñez  (Guadalajara). Dificultad: baja.
  • 11 días: La Defensa del Sur (Valencia – Alicante). Dificultad: baja-media.
  • 12 días: La Conquista de Valencia (Teruel – Castellón – Valencia). Dificultad: baja-media,
  • 12 días: Tierras de Frontera (Soria – Guadalajara – Zaragoza). Dificultad: baja-media.
  • 13 días: Las Tres Taifas (Zaragoza – Guadalajara – Teruel). Dificultad: media-baja.
  • 15 días: El Destierro (Burgos – Soria – Guadalajara). Dificultad: baja-media.

Señalización actualizada
El objetivo de la campaña que ahora se está acometiendo es mejorar y reforzar la señalización de senderos existente, ya que diversas incidencias pueden afectar a lo largo del año a los caminos o señales, y que así los senderistas puedan recorrerlos sin dificultad.

A lo largo de esta campaña estival, se prevén cerca de 2.250 intervenciones en todo el recorrido entre marcas de pintura, instalación de placas o vitolas, vinilos y estacas rotuladas, así como balizas direccionales, carteles de advertencia y paneles informativos.

La campaña también prevé actuaciones de refuerzo en la adecuación de caminos y reparación de aquellas señales deterioradas que existan a lo largo del itinerario, ya que para las diputaciones que forman parte del Consorcio del Cid se trata de trabajos "prioritarios".

De hecho, la diputada de Cultura de la Diputación de Burgos, Raquel Contreras, ha destacado la necesidad de intervenir en todas estas necesidades para seguir ofreciendo una ruta "de calidad y que ofrezca garantías suficientes" para los viajeros.

Contreras ha recordado, además, que las campañas de señalización se realizan desde 2011, "lo que sin lugar a dudas pone de manifiesto el compromiso y apuesta de las diputaciones que forman parte del consorcio".